Cuando me diagnosticaron dislexia me cayó como un frío de agua vaso.