Borges no veía fútbol.