La AFIP implementó un código QR para denunciar a los comercios que no hayan presentado su declaración jurada en diskette.