Cómo se nota que Darwin nunca leyó comentarios online.