A juzgar por la cantidad de asistentes, el primer recital de Sumo se hizo en el Maracanã.