Al final de los Juegos Olímpicos Londres se queda con todo el oro.