La primera reacción a la gripe porcina es cerrar colegios, lo que hace que haya cada vez más burros.

Deja un comentario