Los argentinos tenemos que dejar de pensar en poses.