Las cucarachas sobrevivieron a la radio.