La gente que te cae de sorpresa es una patada en los Kinder.