Todo lo que venga del «sentido común» está escrito en Comic Sans.