La forma más calurosa de unir A con B es usando una línea de subte.