Con tal de demostrar que no es un robot, el ser humano está dispuesto a escribir cualquier cosa que le digan.

Deja un comentario