El láser de la caja del supermercado es letal para la billetera.