Los decretos de necesidad y urgencia se firman en el baño.