Los meteoritos que chocan nunca usaron el Mach 5 de su hermano.