no hay mal que dure 100 años, salvo Argentina, que está por cumplir 200.

Deja un comentario