Carl Sagan haciendo chistes se sentía capocósmico.