En el universo de las cucharas la realidad sopera a la ficción.