Es gracioso que en algo llamado “Elecciones” uno tenga la obligación de ir.

Deja un comentario