Lo que más usan los emos en Facebook es el muro de los lamentos.