La policía anti-disturbios cobra hordas extras.