Picassa es tan malo como si hubiera un servicio que se llamara Van Gogha.

Deja un comentario