Quejarte prácticamente de haber nacido es como ir dándole pataditas a todos por ahí.