Y al instinto, que es al único al que hay que seguir, lo sigue muy poca gente.