Si los edificios hablaran su frase más común sería “te hacía más alto”.