En el futuro la NASA solventará sus gastos mandando cohetes al espacio de publicidad.