Izquierda, derecha, centro. Lo que le falta a la política es un poco de 3D.