El software propietario se inspiró en el periodismo para no revelar las fuentes.

Deja un comentario