el éxito de twitter confirma que a la gente le encanta que la limiten.

Deja un comentario