Y ahora hay que fumarse todos los chistes con Paraguay.

Deja un comentario