Si ser gay fuera un orgullo los armarios serían transparentes.

Deja un comentario