Que los futbolistas entren a la cancha con niños es una idea de la FIFA para levantar el rating en el Vaticano.

Deja un comentario