Sufría de Espanto pero ya me curé.

Deja un comentario