le pagué un poco de más y le dije: quédese con el cambio.

Deja un comentario