hablé con el encargado e hicieron volver el tren. si vieran con qué cara me miraba la gente. la típica anécdota para los nietos.

Deja un comentario