Al taxista le dije que estaba viejo —yo— y como me miró mal agregué: para recitales.

Deja un comentario