Una vez subí al Everest para ver cómo era todo desde ahí arriba. La verdad, no cambia mucho a ver un paisaje desde un ascensor Otis.

Deja un comentario