Por mí, hagan lo que quieran.

Deja un comentario