Jamás llevaría a arreglar mi auto a un Toro Mecánico.

Deja un comentario