la forma de terminar con el marketing es pedirle al número 9 que hable.

Deja un comentario