La pera podría ser la parte del ser humano que no se comería un caníbal.

Deja un comentario