Se podría crear el género Start-Up Comedy y contar, por ejemplo, cómo consiguió inversiones El Sitio.

Deja un comentario